Follow by Email

miércoles, 18 de mayo de 2016

CONFESIONES DE UNA MADRE: LIBROS Y UNIFORMES DE SEGUNDA MANO (O DE TERCERA, LO QUE SEA)

No sé si os pasará a vosotras pero cuando entramos en el mes de mayo, no puedo dejar de pensar en los dos horrores que se me vienen encima: los uniformes y los libros para el siguiente curso académico.
Por lo general y salvo gloriosas excepciones, ninguno de los libros de mis hijas mayores valen para sus hermanas, ya que hemos pasado del simple proyecto  "pixepolis" al grandioso "superpixépolis" e incluso, a veces, ni siquiera se trata de este proyecto sino que cambiamos, por completo, de editorial.
Si el problema de los uniformes ya es de por sí horroroso, el de los libros es todavía peor puesto que supone, en conjunto, un desembolso de dinero que muchas familias no nos podemos permitir.
Es por ello que muchas madres iniciamos por este tiempo una alocada y agotadora carrera en busca de nuestro "tesoro" o dicho de otro modo, buscamos allí y allá y removemos cielo y tierra con tal de conseguir alguna prenda y, al menos, alguno de los libros de la larguísima lista que se nos ha entregado (no importa si es de segunda o de tercera mano) y que hemos recibido, una vez más, con los ojos desorbitados de puro espanto. Al menos, yo, os lo confieso.
Es una carrera alocada porque, la mayoría de las veces, tan solo intuimos a quién acudir para pedir la ropa o el libro que tanta falta nos hace y aunque se trata de alguien conocido, no nos vamos a engañar, cuesta pedir favores cuando no existe una confianza absoluta.
Y es agotadora porque, en ocasiones, nuestros esfuerzos fracasan  y nos sentimos al límite de nuestras fuerzas y sin los dichosos libros o uniformes.
Por supuesto si se trata de una familia numerosas, como es mi caso, la situación se complica muchísimo más.
Como muchas otras madre, yo me he pasado veranos borrando y tapando respuestas ajenas y la verdad es que siempre he agradecido de corazón esos euros que pude ahorrarme gracias a la generosidad de amigas y desconocidas que, de forma altruista, me brindaron su apoyo y su ayuda para sacar a las niñas adelante.
En nombre de todas las familias que nos enfrentamos a esta doble pesadilla, os rogamos que si tenéis prendas del uniforme y libros de texto susceptibles de ser aprovechados por otros niños, penséis en nosotras porque, realmente, os necesitamos.
P.D. De todo lo que nos vayáis dando pondré un listado en la web para facilitar la ayuda a quienes me la soliciten 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.